|

Crítica: Lucifer
24
Jul

Crítica: Lucifer

Dir. Gust Van den Berghe

Selección Oficial Largometraje México

LuciferLa Escala Richter dice: Mucha gente cree en Dios. Algunos de los que creen dirán que todos deberían creer. Así de poderosa es la creencia y en algunos casos la certeza de lo que está sobre nuestros cielos, por eso cuando alguien ve una escalera que desciende del cielo en una aldea de gente humilde en México, lleva a que la gente que crea que ha venido Dios a salvarlos. Es más, cuando viene un extraño con habilidades curanderas que parecen de otro mundo, la aldea está convencida que el extraño es un ángel que ha venido a salvarlos. Y, ¿qué tal si ese extraño sí fuera un ángel, pero no el ángel que los ha venido a salvar? Todos saben que hubo un ángel bello y sabio quien a causa de su soberbia, calló al infierno y se convirtió en el mismo Satanás. ¿Qué tal si este ángel que ha venido a esta aldea es ni más ni menos que el mismo Lucifer haciendo una parada en esta aldea en su camino al infierno?

Lucifer2El director Belga Gust Van den Berghe vino a México a filmar esta cinta que se enfoca específicamente en una familia que resulta ser la víctima de las travesuras de nuestro ángel caído. Lupita ((María Acosta) y su nieta María (Norma Pablo) han estado cuidando de Emanuel (Jerónimo Soto Bravo) quien después de un accidente no se ha movido de la cama desde hace tiempo. Cuando conocen al extraño (Gabino Rodríguez, el único del reparto que es actor profesional) y lo traen a la casa, él logra que Emanuel se levante de la cama y camine. Lupita y María están convencidas que es un milagro y organizan una fiesta para toda la aldea para celebrarlo, sin saber que el mismo Satanás ha asistido a esa fiesta ni de lo que este ángel le ha hecho a la pobre María antes de partir al día siguiente.

Lo primero que vemos en la cinta es el Planeta Tierra y la voz de un niño que se convierte en la de un hombre narrando. En cuanto entramos a la historia, la seguimos mirando a través de un círculo, como si estuviéramos viendo la historia a través de un telescopio. ¿Será que esta  es la manera que Dios nos ve desde arriba, juzgando silenciosamente y decidiendo lo que les toca a cada  quién, hasta que nos abandona? La película no lo dice, simplemente utiliza este concepto que nunca se había visto en una película (cosa que pone a prueba la paciencia del público, pero que resulta valer la pena cuando se ve). La inexperiencia de la gente de la aldea en la actuación también se vuelve una prueba de paciencia, ya que hablan lento y no parecen expresar nada, pero cuando se ve como una probada de cómo se vive en esta aldea, se vuelve muy interesante.

Esta cinta se presenta hoy a las 4:00 pm en el Teatro Juárez.

Lucifer1Síguenos por nuestras redes sociales:

FACEBOOK: Guanajuato International Film 

TWITTER: @giffmx

INSTAGRAM: giffmx