|

MARÍA ROJO

María Rojo

Semblanza Mujeres en el Cine y la TV

Actriz emblemática de cine, teatro y televisión con más de 50 años de trayectoria,
María Rojo es sinónimo de inventiva y portento.

En la Ciudad de México, un 15 de agosto de 1943, nació María de Lourdes Rojo e Incháustegui, hija de Roberto Rojo, ingeniero agrónomo, y de la profesora Águeda Incháustegui. Con tan solo ocho años de edad, María incursionó en las órbitas del cine, del teatro y de la televisión mexicana, labrando lo que a la postre sería una de las carreras actorales más laureadas en la industria nacional.

Sus dotes artísticos fueron siempre la fortaleza y la reinvención, conformando una identidad capaz de confrontar todo escenario adverso. Su primera aparición fue en el programa Teatro Fantástico, interpretando al personaje de Chiquirritica. Posteriormente, a los doce años, tuvo su debut teatral en la obra Mala Semilla, y en ese mismo año actuó en Examen de Muertos. Su carrera cinematográfica despegó un año más tarde, con la película Besos Prohibidos (1956). Más tarde participaría en su primera telenovela, El Profesor Valdez (1962). Tras estas experiencias, decidió dar mayor consistencia a su carrera al estudiar Arte Dramático en la Universidad Veracruzana.

Las marquesinas del cine comenzaron a lucir el nombre de María Rojo cuando en 1975 participó en la película El Apando, basada en la obra del escritor José Revueltas, donde actuó al lado de Delia Casanova, Salvador Sánchez, José Carlos Ruiz y Manuel Ojeda. Posteriormente, en 1986 filma la película Las Poquianchis, dirigida por Felipe Cazals y actuando junto a Diana Bracho, su entrañable amiga. Siguiendo con la línea de películas inspiradas en eventos reales, María participa al lado de los actores Héctor Bonilla, Jorge Fegan, Demián Bichir, Bruno Bichir y Eduardo Palomo en la película Rojo Amanecer (1989), donde atestiguamos lo que inquilinos de edificios habitacionales alrededor de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco vivieron el 2 de octubre de 1968.

Tiempo después filma la comedia erótica La Tarea, junto al actor José Alonso. En esta película nos muestra la historia de una pareja que busca la manera de innovar sus encuentros íntimos fingiendo no haberse visto en un largo tiempo. Para 1991 María toma el papel de una mujer joven en Danzón, quien se dirige a Veracruz en busca de su pareja de baile. Adicionalmente tenemos Perfume de Violetas, parte de la trilogía de Maryse Sistach y José Buil sobre la violencia sexual en contra de adolescentes en México. En esta entrega podemos ver a María interpretando a una madre en una difícil situación tanto económica como familiar. La primera actriz ha trabajado también en telenovelas, con gran número de producciones en su haber, entre ellas: Vivimos en una estrella, Los Miserables, Ven conmigo, Cuando llega el amor, La antorcha encendida, Te sigo amando, El amor de mi vida, Mariana de la noche, Alborada y Mañana es para siempre.

El recuento de sus premios y reconocimientos es tan extenso como las posibilidades de la construcción de sus personajes y su filmografía. Entre los laureles que adornan su carrera encontramos las nominaciones a Mejor Actriz de Cuadro en El callejón de los milagros (1995), y a Mejor Coactuación Femenina por El Infierno (2011); así como premios a Mejor Actriz por Naufragio en 1978; Lo que importa es vivir en 1988, y Rojo amanecer de 1989. En el año 2020 le fue otorgado el Ariel de Oro en reconocimiento a su trayectoria cinematográfica.

En cada uno de sus personajes, María Rojo despliega un talento sin comparativo, una fuerza intrínseca que conquista la escena y se expande a la historia misma que se encuentra retratando, historia que es la de todos. Las situaciones que protagoniza la involucran en complejos desenlaces que desean resolverse al grado de lo utópico. En cada género nos muestra una faceta distinta, no obstante con una rúbrica personal inigualable, es decir… María Rojo será siempre María Rojo.