|

Rally Universitario- Los fines de semana se han vuelto del camino
9
Jun

Rally Universitario- Los fines de semana se han vuelto del camino

“Sigo a la gente que me interesa, porque la única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas” – Jack Kerouac

Hemos, cada uno de nosotros, viajado varias horas  y una vez más estamos  juntos.

Los  fines de semana se han vuelto  del camino,  de  dormir  apretados, de trasnochar y broncearse el  rostro con  el resplandor azul de la pantalla, de ir poco a poco  enloquecidos rumbo a un rally giffhorizonte  que cada fin de semana se encuentra un poco menos distante, estamos condenados a dar  todo por  filmar nuestro corto.

Es el cuarto  fin de semana  y estamos  en Guanajuato.  La faena será como siempre larga,  inicia  el viernes temprano.  Erika Avila y Galileo Galaz  son quienes  durante este fin de semana  mostrarán a los ocho equipos  como trazar  la cartografía de  un viaje que  durará 48 horas durante el festival.  Cada uno a su manera, con su estilo.

Con  Erika, todas las cosas de la vida, todas sus caras se amontonan en la misma  habitación. El taller de dirección de arte es destejer el mundo que creíamos tener hecho   para darle textura, inventar sus reglas y dotarlo con su propia lógica y sus  propios colores. Certera, contundentemente honesta, Erika nos deja sin aire, seguirle el paso  es difícil, su  momento pasa rápido pero intenso es como respirar gas.  Nos deja sin aire y algunos los tumba, se ponen de pie y siguen.

Dios creó  al mundo en  siete días, nosotros tenemos que hacerlo  en tres, darle forma, separar sus aguas, airear sus cielos, darle forma quienes morarán sus espacios. No, no es soberbia, así es la dirección de arte.

rally giff 2015Con Galo las cosas van suaves.  Lo miramos  trabajar y pensar en un pescador es inevitable. Armamos las cañas y enfundamos los micrófonos con los gatos muertos; y  ciegos, pero atentos como murciélagos , para usar el Boom hay que ser  preciso , ningún sonido queda por encima de la voz.

Llega el domingo, después de inventar mundos y de pescar sonidos, los ocho equipos regresan a sus hogares, exhaustos, un poco más sabios, aún falta  para julio y esas 48 horas de las que todos hablan, las que todos esperan. Por ahora el viaje tiene una pausa,  pero el sueño sigue su marcha.

Willie Dennis González
STAFF. Rally Universitario