|

Crítica: La Obra del Siglo
20
Jul

Crítica: La Obra del Siglo

Dir. Carlos Quintela

Selección Oficial Largometraje Internacional: Cuba

La obraLa Escala Richter dice: No hay nada que da más coraje en este mundo que un futuro que no se realizó. Es frustrante recordar que una vez hubo una promesa de que las cosas iban a ser de una manera y ahora, años después, todo lo que puedes ver es como esa promesa no se cumplió. Carlos Quintela cuenta la historia de cómo Cuba iba a ser el Centro Nuclear para la Unión Soviética en el Caribe y como esta isla iba a generar el punto de encuentro en la batalla contra el capitalismo. Era el Proyecto del Siglo, pero el proyecto se les fue de las manos y antes de que pudieran averiguar cómo sacarlo adelante, se derribó el muro de Berlín y se desarmó la Unión Soviética, dejando en esto que iba a ser la “Ciudad Nuclear” una promesa incumplida.

Otto y Rafael, un padre y un hijo, viven bajo la melancolía de esta promesa incumplida en una ciudad que ya no parece tener propósito excepto traer la plaga de mosquitos. Rafael, el hijo, era un ingeniero educado por la revolución, pero ahora vive con su padre, un hombre que no le deja de recordar de todo lo que perdieron en este mundo y que nunca van a recuperar. Pronto llega Leo, el hijo de Rafael, quien viene con su propia melancolía: acaba de terminar una relación y con lo único que se expresa es con sus tatuajes, un celular que ya es antiguo y masturbándose. A través de estos tres hombres, el director explora el tema de la masculinidad y lo que le puede pasar a un hombre cuando se siente indefenso ante la vida. Cuando no le sirves al mundo como hombre, buscas maneras de probar tu valor como sea.

La obra1Como muchos cineastas independientes, Quintela decidió filmar esta cinta en blanco y negro, metiendo videos pre-grabados de la construcción de la Ciudad Nuclear, estas sí a color. Las imágenes pre-grabadas están en un cuadrado al centro de la pantalla, como símbolo de lo lejano que se siente esta esperanza que una vez tuvieron, mientras que las escenas con Otto, Rafael y Leo si llenan la pantalla completa y son en un blanco y negro deprimente y desesperanzado. No es el contraste más sutil que hay, pero funciona, ya que nos mete al punto de vista de estos hombres que una vez vieron un futuro que les prometía todo, y ahora están en un presente que no promete nada. Para muchos aquí en México, es algo que se puede identificar.

Esta cinta se proyectó ayer en Bellas Artes y se proyectará en Guanajuato Capital el viernes 24 de Julio a las 2:00 pm en el Auditorio de la Universidad de Guanajuato.

Síguenos por nuestras redes sociales:

FACEBOOK: Guanajuato International Film Festival 

TWITTER: @giffmx 

INSTAGRAM: giffmx