|

NI EN SUEÑOS (2019)
15
May

NI EN SUEÑOS (2019)

Una divertida comedia romántica que funciona principalmente gracias a la buena química que existe entre sus dos protagonistas

Por Jonathan Eslui / @JonathanEslui

sueños poster

Título original: Long Shot
Dirige: Jonathan Levine
Elenco: Seth Rogen, Charlize Theron
País: Estados Unidos
Duración: 115 minutos

Una de las muchas cosas que hemos aprendido después de ver diversas comedias románticas estadounidenses es que la figura de una niñera puede convertirse en el primer amor de un niño o adolescente y a veces esa primera ilusión puede permanecer durante algunos años sin importar lo que suceda, pero, ¿qué pasa cuando se presenta la oportunidad de vivir ese romance con el que has soñado a lo largo de tanto tiempo? Bueno, eso lo descubrimos en Ni en sueños (Long Shot), una cinta que realmente resulta entretenida sobre un hombre común que intenta quedarse con el corazón de una mujer extraordinaria que a primera vista parece ser inalcanzable para él.

En esta ocasión tenemos una ya clásica historia de las comedias románticas en la que un chico con muchos defectos conoce a una chica aparentemente perfecta, se enamora de ella, dejan de verse varios años y luego se reencuentran por azares del destino en lo que parece una oportunidad perfecta para el romance. La cinta no ofrece algo que no hayamos visto en el pasado, de hecho utiliza una fórmula bastante común que se desarrolla de manera adecuada para que el resultado sea algo muy entretenido y disfrutable.

La historia de amor que vemos en pantalla se sostiene principalmente en sus dos protagonistas y ese es su gran acierto ya que aprovecha a la perfección el carisma de Seth Rogen y Charlize Theron, quienes ofrecen un par de buenas actuaciones y tienen una química que se nota natural, ambos lucen cómodos y esto les permite desenvolverse de modo efectivo para formar una pareja tan improbable como entrañable y divertida.

Fred Flarsky (Seth Rogen) es un periodista idealista y sin pelos en la lengua que no tiene ningún problema en escribir con su muy particular visión del mundo lo que opina de los temas políticos y sociales de actualidad. Lamentablemente para él, como para muchos buenos periodistas en la vida real, se encuentra desempleado e intentando retomar el rumbo de su carrera haciendo algo que realmente valga la pena.

Inesperadamente, el buen Flarsky se vuelve a encontrar con la mujer que durante su adolescencia fue su niñera y primer gran amor, ahora ella es la Secretaria de Estado de Estados Unidos y después de platicar con su viejo amigo decide contratarlo para que sea parte de su equipo, siendo el responsable de escribir sus discursos en su camino por postularse como candidata a la presidencia de su país. Lo que Charlotte Field (Charlize Theron) no se imagina es que Fred también la influenciará para que se relaje un poco y aprenda a divertirse, además de que podría convertirse en el compañero que ella necesita tener a su lado.

Gracias a su comedia descarada e ingeniosas bromas, Ni en sueños resulta muy divertida y logra sacarte varias risas mientras te relajas siendo testigo de todas las tonterías que hacen los protagonistas, y recordando que a veces estar enamorado es sinónimo de hacer toda clase de estupideces ya que el amor puede volvernos un poco tontos. Otro acierto de la película es que presenta ciertas escenas de una forma tan realista y relajada que es imposible no identificarse con algunas de las situaciones que presenta.

Además de hacerte reír mucho y de hacer que ten ganas de que los protagonistas superen todos los obstáculos que se les presentan para que puedan quedarse juntos -pues es muy fácil sentir empatía por ambos-, Ni en sueños te recuerda que el amor puede ser mágico en algunos momentos e insufrible en otros y que la pareja que necesitas para ser feliz no siempre es lo que esperabas.