|

TOY STORY 4 (2019)
24
Jun

TOY STORY 4 (2019)

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Una secuela que parecía completamente innecesaria pero que cierra a la perfección la historia de Woody con Buzz, además de que abre paso para futuros spin-offs de la franquicia animada.

Por Jonathan Eslui / @JonathanEslui[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_single_image image=”21391″ img_size=”full” alignment=”center”][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]Título original: Toy Story 4
Dirige: Josh Cooley
Elenco: Tom Hanks, Tim Allen, Annie Potts, Tony Hale, Keanu Reeves
País: Estados Unidos
Duración: 100 minutos
[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Era el año 1995 y un entonces poco conocido estudio de animación llamado Pixar tomaba al mundo por sorpresa con una conmovedora película animada en la que los protagonistas eran juguetes a los que se les presentaba en la pantalla grande como nunca había pasado hasta ese momento, el resultado fue todo un éxito y así inició una de las franquicias cinematográficas más queridas de los últimos años por millones de cinéfilos a nivel global. Sin duda, Toy Story es un fenómeno fílmico que se mantiene vigente y que sigue cautivando a diversas generaciones con las aventuras de Woody junto a sus amigos, lo cual queda claro una vez más con el estreno en cines de Toy Story 4.

Quienes hayan visto la pasada entrega de la franquicia animada estarán de acuerdo en que su final cerraba con broche de oro la entonces trilogía del vaquero cuya única misión era asegurarse de hacer feliz a su niño, lo cual es algo a lo que aspira cualquier juguete; sin embargo, en medio de la secuelitis y la moda de reinventar en el cine historias que ya se han contado anteriormente, en Pixar tuvieron la idea de hacer Toy Story 4 y lo primero que hay que decir al respecto es que realmente no necesitábamos que se hiciera esta cinta, pero ahora que ya está hecha se agradece que respete la esencia de sus antecesoras y aquellos que la vean se darán cuenta de que realmente logra aportarle algo más a la historia de Woody.

La última vez que vimos al grupo de juguetes liderado por Woody y su fiel compañero Buzz, encontraban a nuevos amigos mientras se despedían de un Andy -a quien le pertenecieron durante su infancia completa- que se marchaba a la Universidad y que encontraba un nuevo hogar para ellos con la pequeña Bonnie, una niña con una gran imaginación a la que ahora encontramos en una etapa complicada que la motiva a crear a Forky, un juguete improvisado hecho con basura y que sufre de una grave crisis de identidad.

Precisamente, es el ya mencionado Forky el causante del conflicto principal que termina dándole forma a la historia de Toy Story 4, misma que cuenta con varias subtramas que terminan cruzándose como si se tratara de un rompecabezas en al que al unirse todas las piezas el resultado es realmente bueno. Lo que tenemos aquí es una película sobre la amistad, encontrarse a uno mismo, seguir tu propio camino, tomar riesgos y no tenerle miedo a los cambios.

Al igual que sus entregas anteriores, Toy Story 4 es una cinta sumamente entretenida que te captura desde su primera secuencia, dejándote con ganas de saber qué más sucederá. Una vez más, los personajes que ya conocemos te cautivan con sus acciones y es justo decir que la trama se sostiene en estos, lo que hacen y lo que dicen marca el ritmo, el cual se mantiene constante y nunca baja. Narrativamente, la cinta está muy cercana a la perfección. Y hablando de los personajes, hay que destacar la participación de los debutantes Forky, Ducky, Bunny y Duke Caboom.

Siguiendo con los juguetes protagonistas, además de sobresalir por la animación de primera calidad a partir de la cual se les da vida de la manera más adecuada, estos sobresalen por el buen trabajo hecho por los actores y las actrices que en esta ocasión se encargaron de prestarles sus voces, logrando interpretaciones eficaces que les otorgan personalidades propias y que ayudan a que sintamos como espectadores una mayor empatía por ellos. Mención aparte para Keanu Reeves como el genial Duke Caboom.

Toy Story 4 es divertida y emotiva, es todo lo que podríamos esperar y también logra sorprender. Además, el cierre es idóneo y dejará satisfecho tanto a los fans de la franquicia animada como a quienes se acercan a ésta por primera vez. Por cierto, prepárense para próximos spiin-offs, pues muchos se quedarán con ganas de ver más de los simpáticos personajes. 

[/vc_column_text][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=25qmgvuQcSA” align=”center”][/vc_column][/vc_row]