|

QUETA LAVAT

Incansable y multifacética

Con una carrera de más de 75 años en teatro, cine, televisión, radio y doblaje, Queta Lavat se mantiene vigente gracias a su entrega al oficio y al público

Enriqueta Margarita Lavat Bayona nació en 1929, en la Ciudad de México. Estudiante de la Academia Shirley de baile, su debut en pantalla se dio gracias a su prima María Elena Marqués, quien la introdujo al mundo de la producción fílmica a través de un pequeño papel en la cinta Las Colegialas (1946), de Miguel M. Delgado.

Fue justo al inicio de su carrera, mientras grababa Las Colegialas en Acapulco, que de nuevo María Elena Marqués jugaría un papel fundamental en su vida, presentándole al cinefotógrafo Armando El Güero Carrillo, quien sería su esposo durante 43 años y padre de sus cuatro hijos. 

Lavat se convertiría en uno de los rostros más frecuentados en la época de oro, participando incluso como extra en cintas como la multi-premiada La Perla (1947), de Emilio Fernández. Además de “El Indio”, fue dirigida por muchos de los directores destacados en la cinematografía mexicana de aquel entonces. Estuvo bajo el mando de, por ejemplo, Juan Orol, Miguel Zacarías, Juan Bustillo Oro o Ismael Rodríguez. Con este último participó en la que quizá sea su película más recordada: Dos tipos de cuidado (1953), donde compartió pantalla con Pedro Infante, Jorge Negrete e Irma Dorantes.

Además de su destacada labor en las pantallas de cine, Queta Lavat también ha desarrollado una carrera amplísima en televisión, participando en producciones como Un Paso al Abismo (1958), Vértigo (1966), Mi primer amor (1973), Nosotras las mujeres (1981), Rosalinda (1999), Rebelde (2004-2006) o El hotel de los secretos (2016). Su trayectoria en teatro también ha sido muy destacada. En el último año protagonizó la obra de Santiago Carlos Oves Conversaciones con mamá, junto a Jesús Ochoa, bajo la dirección de Antonio Castro. Esto sumado a las décadas que dedicó a ser actriz de doblaje para dibujos animados, películas y series de televisión.

En abril de 2018, coincidiendo con su cumpleaños 89, la primera actriz recibió el máximo reconocimiento que la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas otorga a un actor: el Ariel de Oro. Este reconocimiento corona una carrera dedicada por entero a su oficio y a su público.

Venciendo las limitaciones de género que buscaban relegar el papel de la mujer en sociedad a la vida doméstica, Queta Lavat se ha mantenido activa durante más de siete décadas aprovechando cada experiencia y dándole la bienvenida a lo que la vida tenga para ofrecerle. El trabajo actoral la llena de tanta satisfacción que, en sus palabras, quiere seguir trabajando hasta el final, aunque sea en silla de ruedas. El Festival Internacional de Cine Guanajuato y la Asociación de Mujeres en el Cine y la Televisión se complacen en rendir tributo a una de las principales actrices de las pantallas y los escenarios mexicanos, que sigue engalanando la vista de los espectadores con su inigualable presencia, personalidad y profesionalismo.