|

KIDLAT TAHIMIK COMPARTE CONOCIMIENTOS
28
Jul

KIDLAT TAHIMIK COMPARTE CONOCIMIENTOS

La fiesta del cine termina una edición más llena de momentos inolvidables

 

La vigésimo segunda edición del GIFF fue todo un éxito en sus dos sedes. Disfrutamos de lo mejor del cine mundial con una nutrida selección oficial con largometrajes y cortometrajes nacionales, internacionales y guanajuatenses de la mayor calidad en géneros como el documental, el cine experimental, la animación y la ficción. 223 películas en exhibición y 120 en competencia, provenientes de 47 países, dieron muestra de que Guanajuato es la casa por excelencia de la cultura fílmica en nuestro país

Celebramos también 100 años de la cinematografía filipina con una selección cuidadosa con lo mejor de la cinematografía de este país asiático. En ella se celebró a cineastas clásicos y contemporáneos, quienes han moldeado la identidad cultural de su nación y continúan siendo fuente de inspiración para los cineastas filipinos emergentes.

Destacamos la presencia en nuestras sedes del gran cineasta filipino Kidlat Tahimik. Reconocido por sus pares como el patriarca del cine independiente filipino, este destacado autor cinematográfico recibió un homenaje internacional y compartió sus experiencias en una amena charla que enriqueció el acervo de todos los asistentes.

En los homenajes nacionales, el legendario actor mexicano José Carlos Ruiz recibió un merecido tributo a su destacada carrera. Se trata de un profesional de su oficio que se ha ganado el reconocimiento y el cariño del público a través del rigor, la disciplina, la constancia y la inteligencia, siempre dejando en claro la pasión por el cine que lo impulsa a seguir trabajando todos los días. 

La organización Mujeres en el Cine y la Televisión reconoció a su vez las aportaciones de la actriz mexicana Queta Lavat y la notable trayectoria de la montajista y restauradora de negativos Guadalupe Ramírez, que con su trabajo han enaltecido el quehacer de la industria fílmica nacional. 

Todos ellos recibieron la Medalla de la Filmoteca de la UNAM, elaborada con el nitrato de plata de las películas que han ayudado a forjar, y que se entrega a las personalidades más importantes del cine mundial.

En San Miguel de Allende, el reconocido director norteamericano Gus Van Sant recibió la Cruz de Plata en honor a una carrera que lo ha hecho poseedor de un estilo inconfundible centrado en personajes excéntricos y mundos formados con gran maestría. Además ofreció una Conferencia Magistral en la que dio un repaso a su carrera y dio un vistazo a su proceso creativo.

En Guanajuato, el gran cineasta Terry Gilliam también recibió un homenaje internacional por su notable carrera, que ha enarbolado como estandartes la libertad y la imaginación creadora. Su cine, contrapuesto a todo tipo de convenciones, expande los límites de nuestra realidad a través del arte y configura un molde para todos los inconformes de este mundo. En Conferencia Magistral, Terry Gilliam hizo a un llamado a usar la imaginación y el humor para transitar por la vida y oponerse a una realidad materialista que muchas veces puede ser opresiva —valores a los que sin duda se apegan sus magníficas cintas.

La Muestra Música + Cine nos hizo bailar con su programa de conciertos, dándole un toque gozoso a esta fiesta internacional de la cinematografía. Además de ofrecer un espacio para estrechar importantes vínculos creativos y laborales, el GIFF ofreció espacios de reflexión con conferencias, presentaciones especiales para todo tipo de público, talleres, cursos y gran diversidad de eventos que dieron cauce a las inquietudes de los aficionados a un arte que —entre muchas cosas más— también es industria y tecnología. 

El certamen de Identidad y Pertenencia cumplió una década de contar las historias que viven los jóvenes guanajuatenses En esta edición del festival estuvo compuesto por los proyectos El llano, Faroles, León es como lo pintan, Mi herencia, Pólvora y Toci Los jóvenes universitarios de nuestro estado demostraron una enorme capacidad y talento para contar las historias que nos pertenecen a todos. Su esfuerzo es un ejemplo y una nota de esperanza para la cultura del país.

El XI Rally Universitario contó con la participación de 6 equipos provenientes de 6 diferentes estados de la República. A partir de una preparación exhaustiva a lo largo de meses, los realizadores filmaron durante 48 horas sus cortometrajes teniendo como escenario los inigualables espacios que ofrece una ciudad que es patrimonio cultural de la humanidad.

La gama de experiencias y emociones que nos deja GIFF XXII a todos los que participamos en él es incalculable y a partir de ahora formará parte de nuestras vidas y nuestras memorias. Es por todo esto y mucho más que el Festival Internacional de Cine Guanajuato agradece a nuestros patrocinadores, invitados, organizadores, participantes y público en general, quienes hicieron de esta nueva edición una celebración de lo mejor que Guanajuato tiene para ofrecer en las hermosas calles y escenarios de dos ciudades Patrimonio de la Humanidad. ¡Más Cine, Por Favor!