|

CRÍTICA: UNIDOS
6
Mar

CRÍTICA: UNIDOS

Una rareza llena de originalidad que se ayuda de la magia para contar una historia realmente conmovedora sobre la familia.

Por: Jonathan Eslui

Título original: Onward

Dirige: Dan Scanlon

Voces en formato original: Tom Holland, Chris Pratt

País: Estados Unidos

Año: 2020

Duración: 102 minutos

Desde sus primeros largometrajes animados, Pixar se ha caracterizado por presentar tramas peculiares con personajes fuera de lo común con el objetivo de abordad diversas temáticas de formas más originales. Sin duda, el estudio ha encontrado la manera de maravillarnos y conmovernos película tras película, y su nueva producción, titulada Unidos (Onward), no es la excepción.

A lo largo de la historia del cine, las cintas animadas han funcionado perfectamente para crear increíbles mundos mágicos, algo en lo que Disney se ha colocado como todo un especialista, pero en el caso de la nueva entrega del estudio del ratón a cargo de Pixar, el mundo mágico en cuestión tiene más en común con nuestra realidad que con los escenarios de fantasía que suelen presentarse al respecto. ¿Qué pasaría si la magia hubiera existido en nuestro mundo y hubiera desaparecido debido a que era muy complicada? Entonces tendríamos a criaturas mágicas incapaces de hacer magia y viviendo en ciudades como lo hacemos todos actualmente.

La historia de Unidos tiene su origen en la propia vida de su director, Dan Scanlon, quien teniendo apenas un año de edad, mientras que su hermano tenía tres años, se quedó sin padre debido a que murió; cuando ambos hermanos eran adolescentes, un pariente suyo les dio una grabación de su padre y esto motivo al realizador a contar su mágica reinvención de sus vivencias.

En la película, en medio de un mundo de fantasía suburbana, somos testigos del viaje hecho por los hermanos elfos adolescentes Ian y Barley Lightfood, quienes se embarcan en una aventura que los llevará a descubrir que la magia es real y les permitirá pasar un día completo junto con su fallecido padre, de quien Ian -el hermano menor- no tiene ningún recuerdo realmente y a quien desea poder conocer.

Unidos cuenta con una historia original y refrescante, visualmente es bastante llamativa y colorida, sus personajes están muy bien estructurados y sus personalidades están adecuadamente definidas, la forma en la que se desarrolla la trama combinando una anécdota conmovedora con un mundo de fantasía es efectiva y el final tiene una de las mejores, y más emotivas, conclusiones de las películas de Pixar, provocando las lágrimas de muchos y la reflexión sobre las relaciones de hermanos en otros casos.

Una vez más, el famoso estudio de animación nos regala una producción que al mismo tiempo es entretenida y conmovedora, además de tener una moraleja con la que muchos lograrán identificarse. Unidos deja claro que la magia siempre está presente de una forma u otra, es una buena opción en la cartelera y lo mismo atrapará la atención de adultos, así como de los cinéfilos más pequeños.