|

CRÍTICA: HERMOSA VENGANZA
22
Abr

CRÍTICA: HERMOSA VENGANZA

Con una eficaz combinación de drama, thriller y humor negro, la directora Emerald Fennell logró darle forma a una de las mejores películas del 2020, la cual aspira a 5 Premios Oscar.

Por: Jonathan Eslui

Título original: Promising Young Woman

Dirige: Emerald Fennell

Elenco: Carey Mulligan, Bo Burnham, Clancy Brown, Jennifer Coolidge, Laverne Cox, Alison Brie, Chris Lowell

País: Reino Unido

Año: 2020

Duración: 113 minutos

Lamentablemente, seguimos viviendo en un mundo en el que las mujeres suelen encontrarse en un constante riesgo por el simple hecho de salir solas. Por alguna razón inexplicable, es común que al ver a una mujer sola, algunos hombres piensen que se trata de una invitación abierta para ir con ella y acecharla, sin importarles si su conducta resulta inapropiada o incluso violenta; algo que a pesar de ser delicado, es minimizado y normalizado por la sociedad. Las mujeres que pasan por una situación de acoso u violencia, experimentan miedo, angustia y vergüenza, además de que a muchas no se les apoya y en lugar de eso se les culpa de haberse causado eso ellas mismas, sus vidas quedan marcadas y es complicado poder superar algo así.

Justo en lo anterior tiene su origen la trama de Hermosa venganza, que tiene como protagonista a Cassie, quien entrada en sus años 30 sigue viviendo con sus padres, tiene un trabajo mediocre, no tiene amigos y que cambió completamente después de haber abandonado la universidad donde estudiaba medicina, años atrás. La única cosa que parece darle cierto sentido a la vida de Cassie es su pasatiempo secreto, que consiste en ir a bares y fingir que está muy alcoholizada para así atraer la atención de hombres que se acercan a ella como depredadores con malas intenciones y posteriormente darles su merecido por ver a las mujeres solo como objetos sexuales que están para complacer sus necesidades.

Tras reencontrarse por casualidad con un antiguo compañero de la universidad, Cassie encuentra la forma de vengarse por la experiencia traumática que la llevó a perder a su mejor amiga, una joven prometedora -que debería ser el título en español- que al igual que ella contaba con lo necesario para tener un buen futuro, pero que perdió todo por culpa de un hombre que se negó a aceptar un no y se aprovechó de ella. Hubo muchos involucrados en lo que le sucedió a su amiga, así que la protagonista decide llevar a un nivel mayor sus acostumbrados episodios de venganza y va directamente contra aquellos que le hicieron daño, en diferentes niveles, en el pasado. Pues no es justo que las víctimas sufran destinos trágicos y que los victimarios estén por ahí como si nada sin aceptar su culpa, ni pagar por lo que hicieron.

La historia de la amiga de Cassie es una que se repite todos los días a nivel global, con países como México en los que los feminicidios tristemente son algo común, y es por esto que una película como Hermosa venganza resulta no solo actual, sino necesaria e incluso catártica, a pesar de contar con un final que no dejará complacidos a todos, pero es realista. Se trata de una cinta que te deja incómodo y te hace perder un poco la fe al darte cuenta de la situación actual en materia de acoso y abuso contra las mujeres, te deja pensando y también funciona para ayudarte a abrir los ojos sobre la situación que retrata.

El mayor mérito de esta película es que no cae en dramas innecesarios y en lugar de querer hacer llorar al espectador, lo pone a pensar y reflexionar, al mismo tiempo que lo hace reír con un atinado humor negro que no es para todos los públicos, pero quienes lo entiendan lo encontrarán disfrutable; incluso te pone tenso por momentos, pues cuenta también con algunos elementos de suspenso tomados del thriller. Se trata de una cinta inteligente y dinámica, bien estructurada y que sobresale gracias a la brillante actuación de Carey Mulligan, de la mano de la magnífica dirección de Emerald Fennell, quien también escribió el guion.

Hermosa venganza es la película que necesitábamos ver en estos momentos, su discurso es actual y se trata de la cinta con mayores méritos para triunfar este año en el Oscar en los apartados de Película, Dirección y Guion Original.