|

CRÍTICA: ENTRE NAVAJAS Y SECRETOS
4
Dic

CRÍTICA: ENTRE NAVAJAS Y SECRETOS

Una entretenida película en la que hábilmente se combinan la comedia y la intriga para darle forma a una trama detectivesca 

Por: Jonathan Eslui

Título original: Knives Out

Dirige: Rian Johnson

Elenco: Daniel Craig, Chris Evans, Ana de Armas, Jamie Lee Curtis, Michael Shannon, Don Johnson, Toni Collette, Christopher Plummer

País: Estados Unidos

Año: 2019

Duración: 130 minutos

Muchos hemos jugado en alguna de sus presentaciones Clue, ese juego de mesa cuyo objetivo principal es resolver un misterioso asesinato, convirtiéndonos por un momento en detectives; esta sencilla premisa ha sido tomada por Rian Johnson para crear una cinta que resulta refrescante y que pondrá a reír a quienes la vean mientras intentan resolver el misterio alrededor del cual gira la historia plasmada en la pantalla grande.

Entre navajas y secretos (Knives Out) nos coloca en medio de una investigación realizada por un experimentado detective después de la muerte de un conocido autor de novelas criminales quien aparentemente ha cometido suicidio. Existen razones para sospechar que tal vez se trate de un caso de asesinato encubierto, por lo que no hay que desechar ninguna pista sin importar lo pequeña que pueda parecer y hay que considerar como sospechosos a todos los involucrados con el fallecido.

La trágica muerte del novelista parece sacada de sus propias novelas y conforme la investigación avanza, ésta se va complicando más debido a que la mayoría de los miembros de su familia tienen secretos que podrían ser motivos suficientes para causar la muerte del patriarca, por lo que se recurre a su enfermera y mejor amiga para resolver el caso, pues parece ser la única en no querer sacar un beneficio y su intervención puede marcar una diferencia, sobre todo porque es una de esas veces en las que cualquiera podría ser culpable.

Con un ingenioso sentido del humor oscuro que resulta hilarante y un buen uso de los elementos característicos de las historias en las que se busca resolver un crimen, el director lleva al espectador en una montaña rusa en la que el rumbo cambia cada vez que parece que han llegado las respuestas. Los giros en la trama son inteligentes e inesperados, cada uno llega en el momento indicado para intrigarnos más y cada cosa que pasa tiene su razón de ser, nada es una casualidad y con cada escena se forma un rompecabezas en cuya resolución todo lo visto termina teniendo sentido.

El guion está detalladamente estructurado, nada se pierde entre las situaciones que tienen lugar y esto ayuda a que el ritmo sea ágil sin caer en enredos a veces comunes en producciones de este tipo. Se agradece también que la trama no sea predecible y que no se caiga en clichés. Otro elemento a favor es el atractivo y bien aprovechado elenco, en el que destacan Ana de Armas, Daniel Craig, Chris Evans y Toni Collette.

Los personajes funcionan para hacer un atinado retrato satírico de la clase alta estadounidense con una burla a los ricos malcriados que han nacido con privilegios sin haber hecho algo por ganarse lo que tienen. De igual forma, encontramos una crítica inteligente a la manera en la que esa clase privilegiada suele ver a los inmigrantes hoy en día, dejando claro que para ellos no importa de qué país sean, sino que no son auténticos ciudadanos de Estados Unidos.

Entre navajas y secretos no cae en lugares comunes, es una propuesta que resulta fresca siendo inteligente y a la vez entretenida con uno de los mejores guiones de este año.