Presentación Editorial 

Pedro Infante. Se sufre, pero se aprende. Luces y sombras de un mito

de Francisco Javier Millán

El Festival Internacional de Cine Guanajuato inició en plan grande las actividades de su vigésima edición, con la presentación del libro Pedro Infante. Se sufre, pero se aprende. Luces y sombras de un mito, escrito por el destacado periodista español, Francisco Javier Millán Agudo. Con la Casa del Mayorazgo de la Canal como recinto que hospedó este encuentro editorial, al autor le acompañaron el crítico e investigador cinematográfico José Antonio Valdés, así como Ernesto Herrera, presidente y cofundador del GIFF.

La cita despuntó con unas cálidas palabras de Sarah Hoch, directora ejecutiva del GIFF, quien enalteció el magnífico y loable esfuerzo del autor y su exhaustivo proceso de investigación, mismo que tomó más de dos años llevar a cabo. Tomaron también el pódium la directora de arte del gobierno de Sinaloa, Minerva Solano, quien externó su profunda admiración y respeto hacia una de las máximas figuras histriónicas no solamente de Sinaloa, sino del país entero. Cabe mencionar que para llevar a cabo esta publicación se suscitó una sólida colaboración entre los estados de Guanajuato y Sinaloa. Posteriormente tomó el micrófono Fernando Olivera Rocha, Secretario de Turismo del Estado de Guanajuato, para agradecer a nombre del Gobernador y a título propio la extenuante labor para llevar a cabo con el mayor éxito dicha presentación y la edición del GIFF en su totalidad.

El presente 2017 marca la celebración de los 100 años del nacimiento de Pedro Infante, referente indiscutible de la cinematografía mexicana durante la Época de Oro; un actor de leyenda que supo triunfar con personajes icónicos y actuaciones sublimes, así como trascender las pantallas del séptimo arte para permanecer en la memoria colectiva de todo un país. Con este motivo, Javier Millán tomó la pluma, e impulsado por el deseo y el apoyo incondicional de su esposa, Nora Leticia Mayorga, se sumergió de lleno en el universo del también llamado Ídolo de Guamúchil.

Si bien Millán no se declara devoto de Pedro Infante, su intención es clara y su investigación aguda una vez que entra en tema, presentando una fiel estampa del actor y cantante así como de su cine. De esta forma encontramos en esta obra frases crudas, expresiones descarnadas y comentarios audaces sobre el artista; un ejercicio de reflexión y de distanciamiento crítico para acercarse al ídolo inmortal de otra manera a como se había hecho hasta ahora.

Durante la presentación, José Antonio Valdés dejó entrever la sagacidad, astucia y valentía del escritor, al atreverse a escribir sobre un ícono de este tamaño desde la óptica en que se abordó. Este será uno de los libros más importantes de su época, refirió; y es que Se sufre, pero se aprende no es un ensayo enfocado a engrosar el volumen de obras que enaltecen a Infante, sino más bien todo lo contrario, aquí se expone la misoginia, el modelo de pobreza y la figura del macho, bajo la pluma de un escritor audaz. Sí, en Infante hay luces, pero también sombras.

Written by