CANADA PAIS INVITADO GIff mx

LOS COMIENZOS DEL CINE CANADIENSE

Las películas en Canadá se producen casi desde el amanecer del cine. Los hermanos Lumière enviaron a su equipo de camarógrafos a este país en 1896 y para principios de 1900 The Canadian Pacific Railway ya realizaba películas para atraer inmigrantes. Entonces, las escenas en la nieve eran inusitadas. El gobierno inició sus propias agencias cinematográficas en un punto notablemente temprano, con Ottawa y la provincia de Ontario estableciendo oficinas en 1917. El primero se transformó en National Film Board (NFB) en 1939, pero la primera mitad del siglo XX sólo veía producciones intermitentes de todo tipo. Ambas oficinas gubernamentales de cine hicieron cortometrajes, tanto informativos como industriales.

La producción de las películas era abrupta. La primera de ellas, Evangeline, se filmó en Halifax en 1913 y como tantas películas mudas, desapareció, dejando únicamente fotografías. Ernest Shipman produjo numerosas películas en las décadas de 1910 y 1920, incluyendo el clásico Back to God’s Country en 1919, con sus rústicos paisajes canadienses y el dinamismo de su actriz principal y guionista, Nell Shipman. Cuando Gran Bretaña impuso una cuota para estimular la producción en todo el Imperio en la década de 1930, se realizaron una serie de películas B, sobre todo en Victoria, pero Hollywood dominaba las pantallas y la producción de películas canadienses parpadeó y murió hasta mediados de siglo.

Fue la Segunda Guerra Mundial la que reavivaría el cine en Canadá. Cuando el crítico cultural escocés John Grierson llegó a dirigir National Film Board of Canada (NFB) a través de los años de guerra, en la vanguardia del movimiento de documentales en Gran Bretaña, éste rápidamente se movió para consolidarse en dos frentes. Por una parte produjo una importante serie de documentales de propaganda que fueron mostrados en Canadá y Estados Unidos; por otra persuadió también a otro escocés, Norman McLaren, a unirse a su aventura y de esta forma nació la singular excelencia que distingue a Canadá en lo que respecta a la animación.

 

INICIO DE UN MOVIMIENTO DE LARGOMETRAJES

Hubo una oleada de producción en Quebec al final de la Segunda Guerra Mundial y justo después, 19 películas se realizaron entre 1944 y 1953. El cine de Toronto comenzó a surgir en la década de 1950, justo cuando el primer experimento de Quebec cobraba fuerza; no obstante fue extinguiéndose casi tan rápido como la inmensa fuga de talentos de los cineastas nacientes, tales como Norman Jewison, Ted Kotcheff, Arthur Hiller, Sidney Furie y Silvio Narizzano, quienes salieron del país para hacerse camino en Los Ángeles o Londres.

No fue sino hasta la década de 1960 que un movimiento interesante comenzó a surgir. Provino de dos direcciones, recibiendo impulso gracias a un tercer fenómeno. Primero se filtró en universidades de varias ciudades como Toronto, Montreal, Hamilton y Vancouver. A su vez surgió de la agencia cinematográfica del gobierno federal, National Film Board of Canada, cuyo mandato era reflejar Canadá para los canadienses, lo que provocó que los estudiantes fueran inspirados por la nueva ola francesa, el NFB por el documental, y ambos por la disponibilidad repentina y económica del equipo de película de 16mm. El tercer ingrediente clave fue el centenario de la nación en 1967, fomentando un verdadero sentimiento de orgullo nacional que llevó directamente a una inversión continua en la producción de largometrajes por parte del gobierno federal a través de su agencia Canadian Film Development Corporation, ahora Telefilm Canada.

La selección de películas de Canadá en pantalla refleja un esfuerzo concertado del gobierno federal, a través de la NFB y de Telefilm, para consolidar una industria cinematográfica en este país. Sólo cuatro de estos cuarenta largometrajes fueron realizados antes de la creación del Community Futures Network of Canada (CFNC). No es una exageración decir que no habría industria cinematográfica en Canadá sin esta intervención.

 

LA DIVERSIDAD DEL CINE CANADIENSE

El paisaje imaginativo del cine canadiense es a menudo reconocible de película en película. ¿Cómo no podría ser, teniendo en cuenta los retos comunes de la geografía, el tamaño y el clima? Muchas de las películas, sobre todo en la era formativa de los años sesenta y setenta, se enfocan en cuestiones relacionadas con la mayoría de edad -el paso a la edad adulta- así como la idea de marginalidad: cosas que reflejan el estado de la nación misma. Las películas francesas e inglesas compartieron muchas de estas características. Pero donde las películas de Quebec tendían a ser más formales y políticas en su estructura, las películas inglesas generalmente esquivaban la política y trabajaban dentro de un marco realista. Poco a poco, algunas de estas divisiones binarias comenzaron a desgastarse. A medida que el país se hizo más cosmopolita y multiétnico, una serie de voces diversas entraron en la escena. Las mujeres cineastas ascendieron a la prominencia y trajeron nuevas sensibilidades. Las voces regionales se escucharon más. Los artistas indígenas comenzaron a surgir bajo su propia identidad.

Pero el cine canadiense en su conjunto se ve y se siente diferente de sus homólogos en los Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Australia. Nuestras películas son abiertas, curiosas, exploratorias. Al igual que los documentales, a menudo siguen a sus sujetos en lugar de dirigirlos. Es seguro decir, sin embargo, que no hay estilo inherente de la casa. Nuestros largometrajes son tan diversos en las preocupaciones y la manera como las épocas en que fueron hechos, y las regiones que los generaron.

* Texto extraído de la introducción de Pier Handling a Canada on Screen, una coproducción entre TIFF, Biblioteca y Archivos de Canadá, Cinémathèque québécoise y The Cinematheque de Vancouver, para el sesquicentenario de Canadá en 2017. El programa se basa en una lista de 150 obras esenciales de imagen en movimiento de la historia de Canadá, compiladas a través de una encuesta nacional de profesionales de la industria. GIFF tiene el honor de presentar una selección de títulos de este programa.