|

LA FAVORITA (2018)
22
Feb

LA FAVORITA (2018)

Una película entretenida con una actitud punk que está disfrazada de un drama histórico.

Entre los géneros y subgéneros cinematográficos que son de los favoritos de los miembros de la Academia al momento de elegir a los nominados a cada edición del Oscar, cada año encontramos en la lista al menos un drama histórico y en la edición número 91 no será la excepción con las 10 nominaciones de La favorita (The Favourite), pero en esta ocasión la cinta de época en turno es algo completamente distinto a lo que muchos esperábamos al saber de qué trataba su trama.

Con su muy particular estilo para contar historias y su peculiar forma de ver el mundo a su alrededor, el director Yorgos Lanthimos presenta un relato basado en hechos reales que se centra en la relación que mantiene la reina Ana Estuardo (Olivia Colman) con su consejera y amiga, la duquesa Sarah Churchill (Rachel Weisz), lo cual cambia drásticamente tras la llegada de Abigail Masham (Emma Stone), prima de la segunda.

Mientras el imperio británico pasa por un momento complicado, la reina no se encuentra completamente apta como para tomar decisiones importantes debido a la gota que la mantiene en reposo la mayor parte del tiempo y es su fiel consejera la encargada de mantener la seguridad de todos los habitantes, ella tiene una gran influencia en la soberana y prácticamente es, indirectamente, quien gobierna. Además de ser buenas amigas, ambas mujeres tienen una relación sentimental que se deteriora con la llegada de Abigail, la tercera en discordia y quien se ve obligada a trabajar a pesar de ser de una familia acomodada, este debido a que ha caído en desgracia, por lo que ya no puede tener la vida privilegiada que tenía.

Al darse cuenta de la relación de su prima con la reina, la joven Abigail, motivada por la ambición, decide llamar la atención de la soberana y hace un plan para convertirse en la favorita de ella, intentando ocupar el envidiable lugar que ocupa Sarah en la corte. La película se convierte en una lucha sin cuartel entre dos mujeres que buscan el afecto de la reina, quien por momentos parece estar disfrutando que peleen por ella y en otros simplemente no está consciente de lo que sucede. Aquí vemos a tres mujeres empoderadas que intentan seguir adelante con sus vidas de la mejor manera posible.

La favorita es una cinta con una historia de época que tiene una obvia influencia del movimiento punk, es anárquica y muestra a los integrantes de la clase alta británica teniendo toda clase de excesos. Tenemos una trama en la que algunas cosas no se toman muy en serio y esto se agradece, ya que así la atmósfera no se siente pesada y no se cae en lo aburrido; todo lo contrario, pues lo que vemos es tan interesante como entretenido y aunque es obvio que se han tomado muchas libertades a la hora de hacer este filme, eso termina pasando a segundo término, pues lo que importa en realidad es saber lo que ocurrirá con las tres protagonistas.

Esta película es visualmente perfecta y se nota el extremo cuidado para crear cada uno de sus detalles, desde su elegante fotografía hasta su impresionante vestuario. El vistoso espectáculo que tenemos aquí, funciona para complementar la parte de las interpretaciones, donde sobresale lo hecho por la efectiva tercia Colman-Weisz-Stone, una combinación que cualquier director quisiera tener a su disposición; cada una de las tres actrices le aporta algo extra a sus respectivos personajes y entregan interpretaciones que son en definitiva de las mejores de 2018.

En resumen, La favorita es, precisamente, la favorita para ganar cosas importantes en el Oscar, incluyendo Mejor Película y aunque no ganara el reconocimiento, ya se ha quedado grabada en la memoria de muchos cinéfilos que la han visto.