|

De las letras brota el cine
27
Jul

De las letras brota el cine

El sociólogo, catedrático e investigador mexicano Carlos Martínez Assad presentó su libro Libaneses en el Cine Mexicano en el Mesón de San Antonio. Estuvo acompañado por Ernesto Herrera, cofundador del GIFF y presidente de la Fundación Expresión en Corto, y Jorge Atala, en representación de la empresa Sushi Roll —empresa patrocinadora de esta edición especial. Entre la audiencia se encontraba también el Excelentísimo Señor Embajador de Líbano en México Sami Nmeir.

Antes de iniciar con la presentación, la fundadora y directora del Festival Internacional de Cine Guanajuato, Sarah Hoch, dedicó unas palabras introductorias con las que agradeció a los asistentes y panelistas por su trabajo y participación.

En su libro, Martínez Assad propone un recorrido a través de las contribuciones de la diáspora libanesa al desarrollo de la industria fílmica en nuestro país. Surgido desde la intimidad de la charla y el ánimo enciclopédico del autor, la obra arroja luz sobre las diversas etapas de este flujo migratorio en el cine mexicano, así como la asimilación de varias generaciones de artistas y técnicos de ascendencia libanesa en la conformación de nuestro imaginario colectivo.

Ernesto Herrera reconoció y agradeció el trabajo detrás del proyecto, incluyendo a instituciones como la Filmoteca de la UNAM, la Fundación Liban Cinema y personas como Jorge Atala, Toufic Makhlouf, Mariana Yazbek y el propio autor.

Martínez Assad contó que este libro es fruto de su interés por investigar las cuestiones culturales de la inmigración libanesa. Destacó la enorme figura de Miguel Zacarías: director, escritor, editor y productor prolífico que además de ser pionero en muchas áreas del desarrollo fílmico en nuestro país, también fue descubridor de figuras como María Félix o Libertad Lamarque. También se hizo un recuento rápido de otras figuras emblemáticas como Gaspar Henaine “Capulina”, Mauricio Garcés o Salma Hayek, que se cuentan entre los muchos nombres listados en el interior del volumen.

Al finalizar se llevó a cabo una sesión de preguntas y respuestas en la que el público expresó sus dudas e inquietudes. Libaneses en el Cine Mexicano será distribuido a distintas instituciones culturales y fílmicas en México y Líbano.