|
By

Deusdedit Diez

Phantasm (1979)

Podemos tachar a la obra más famosa de Coscarelli de obtusa por su presupuesto, pero esto no demerita el impacto e intenciones de una historia de amor entre dos hermanos, y un hombre alto que se les impone.

Capitana Marvel (2019)

La más reciente entrega del capítulo de Marvel de la temporada es otra película genérica que no aporta nada nuevo al género ni tampoco logra las aspiraciones que busca con tanto ahinco.

GUERRA FRÍA (2018).

Pawel Pawlikowski dirige una historia del amor, no sobre los clichés conocidos, sino sobre la idealización de este, de la transformación del sentimiento en dos personas en el momento menos indicado.

GLASS (2018)

No importa si la esperabas por ser secuela de “Desfragmentado” o de “El protegido”, “Glass” es una película obtusa de grandes aspiraciones pero pocos resultados, habitual en la filmografía fallida de Shyamalan.

CREED II (2018)

La nueva entrega de Adonis Creed cae en el terreno ya muy conocido de las secuelas de nuestro boxeador favorito, pero ese no es un impedimento para su disfrute.

EL FRANCOTIRADOR (1978)

Universal Studios dejó que Michael Cimino hiciera una película esperando gloriosas estatuillas doradas, causando una obra maestra sobre la violencia y los efectos de ella en nuestras vidas con excesos que marcaron el debacle de la libertad directoral de la década.