HomeHomenajes

Homenajes

Eric del Castillo

Tras luchar contra el Santo en Santo vs El Estrangulador, matar a más de
200 hombres en pantalla y aparecer en más de 300 producciones a lo largo de 60 años de carrera, Eric del Castillo regresa a Guanajuato, su tierra.

homeajeJosé Eduardo Eric del Castillo-Negrete Galván nació en Celaya, Guanajuato, el 22 de julio de 1934. Su madre, Aurora, lo dio a luz en el cuarto 11 del Hotel Juárez, junto al pozo en que enterraron su ombligo -Antigua costumbre indígena, por cierto, que augura que el hijo regresará al lugar en que nació, al sitio en que están enterradas sus raíces.
En su libro de memorias titulado ….y decidí ser Actor, Eric nos cuenta con lujo de detalle los episodios previos a su carrera artística. Las escenas de ese pasado remoto al que podemos asomarnos y donde entrevemos ya la génesis de su espíritu, de su juventud rebelde; ese umbral del temperamento personal y profesional con que todos lo reconocemos hoy. Su madre fue una maestra de escuelas rurales; su padre un bombero y boxeador: Kid Negrete, el Noqueador. Enfrentaría desde muy niño la separación de sus padres, y todas las dificultades esperadas para una madre soltera.
Su vida desde un principio se resemblaba histriónica, llena de imágenes, de memorias, de anécdotas imborrables, de olor a tierra mojada o del sabor de la famosa cajeta de Celaya preparada con el trabajo enorme de mezclarla por una eternidad hasta que estuviera lista, para verterla luego en cajitas de tejamanil con la impresión de estar empacando un tesoro invaluable.
Pero hasta antes de cumplir los 20 años, Eric no habría sospechado nunca que entregaría su vida a la actuación. Vivió su adolescencia entre hospicios e internados de gobierno, situación que, sumada a su mente fantasiosa y espíritu aventurero, ocasionó que huyera de la casa en numerosas ocasiones. Cansada ante su rebeldía, su madre le recomendó formarse como actor. Así vas a vivir muchas vidas, le prometió. Incluso le dio la dirección de la academia de arte dramático de don Andrés Soler, para lo cual Eric se trasladó a la Ciudad de México. Al asomarse por la puerta entreabierta vio a los alumnos practicando esgrima, y vio también los retratos de Dolores del Río, María Félix, Pedro Armendáriz y la familia Soler. Cuenta que sintió vértigo, me hundí en las tablas escénicas y hasta la fecha no he salido, ni pienso hacerlo jamás.
Se inició como actor en montajes de teatro independiente, debutando en La última noche con Laura. Su debut cinematográfico se produciría hasta 1959, en la película El látigo negro. Su incursión a la televisión ocurriría en 1962, con la telenovela La Herencia, primera de las más de cuarenta en las que ha participado hasta la fecha y entre las que destacan Mundo de juguete (1974), El Maleficio (1983), María la del Barrio (1995), Soy tu dueña (2010), Abismo de Pasión (2011), y Lo que la vida me robó (2013). Además de ganar, por sus papeles en Mujeres engañadas (2000), Amigas y rivales (2002), Apuesta por un amor (2005), y La verdad oculta (2007), los premios a Mejor Actor de TVyNovelas y el premio especial “Una vida en el escenario” en 2014.
La filmografía de Eric del Castillo es vastísima, pero entre las películas que el mismo actor recuerda con cariño podríamos mencionar El Tunco Maclovio, película western de 1969 donde actuó junto a Julio Alemán y Mario Almada; Cruces sobre el Yermo (1967), y Todo por Nada (1968), también dentro del género western y dirigidas por Alberto Mariscal; La Generala (1971), película de época sobre la Revolución mexicana donde interpreta el papel de un coronel y donde actuó junto a Ignacio López Tarso; y El Señor Tormenta (1963), junto a Angélica María, además de las ya mencionadas Santo vs El Estrangulador (1965), donde tuvo la fortuna de luchar contra el mismísimo Santo, y Pedro Páramo (1967), junto a John Gavin.
Su pasión por el cine lo ha llevado a escribir argumentos y guiones, entre ellos el argumento de Víbora caliente (1976), la adaptación del guión para El extraño hijo del sheriff (1982), y los guiones para Muerte a la mafia (1994) y Carros robados (1998). La actuación ha sido sólo una de las múltiples caras profesionales de Eric. Incursionó también en la dirección de cine con Las sobrinas del diablo (1983) y Golondrina Presumida (1985). Además dirge la Eagle Eye Art Academy en Houston, Texas y es vicepresidente en la Asociación Nacional de Intérpretes desde julio de 2014.
Lo que Eric nos permite, a través de su historia y anécdotas, es asomarnos a 80 años de un México en ebullición y cambio inagotable. Leemos también en su vida y trayectoria la evolución del cine y la televisión mexicana, sus intereses y preocupaciones. El desarrollo de los temas más recurrentes de la historia audiovisual de nuestro país. Desde los conflictos agrarios y arquetípicos en el filme Pedro Páramo (1967), al folclor suburbano de la Lucha Libre en las películas del Santo.
Así lo atestiguan más de 300 apariciones de Eric en los filmes más diversos, series de televisión y telenovelas, sin olvidar su presencia como actor teatral en por lo menos 40 obras. Su incuestionable humildad y sencillez son la marca de una infancia austera, a ras de suelo, en convivencia natural con la naturaleza y con los pueblos y ciudades guanajuatenses en que vivió y creció: Celaya, Roque, San Juan de la Vega. Ha sido un recorrido largo y arduo. Eric afirma que su esposa, Kate Trillo, y sus hijas, Verónica —presentadora de televisión—, y la actriz Kate —Keitita, como él la llama—, además de su hijo Ponciano, licenciado en Derecho a quien tuvo en su primer matrimonio, le han dado la fuerza para superar todas las crisis y obstáculos de su carrera.
Pese a la fama y la estabilidad con que cuenta actualmente, Eric no olvida ni un instante el camino que ha recorrido. Su personaje Callao, en la película El Crisol (1967) acuñaba la frase crucecita más, crucecita menos, segundos antes de morir, lamentando quizá la indiferencia que su partida dejaba. A nosotros, Eric no nos deja indiferentes. Le negaremos que repita esta frase suya y en su lugar aplaudiremos de pie a Eric del Castillo, nuestro primer actor.


SEMBLANZA GUADALUPE FERRER

LUCÍA GAJA

VIGÍA DE LA MEMORIA FÍLMICA

guadalupe¿Por dónde comenzar a escribir la semblanza de Guadalupe Ferrer? Una sencilla pregunta para todo el abanico de repuestas que obtengo gracias a su trayectoria. Tal vez pensarían que por ser su hija podría yo tener toda su información curricular, pero no es así; sabía algunas cosas, lo más destacado, pero tenía la sensación de que me estaba perdiendo de mucho, así que le pedí a mi madre su currículum extendido y vaya sorpresa que me llevé al leerlo.
No fue fácil resumir las 16 páginas en las que destaca su amplia trayectoria y el compromiso por su trabajo tanto en el ámbito profesional como en el académico, pues así la recuerdo desde mi infancia, como una mujer trabajadora, independiente y sobre todo comprometida con su labor, cualquiera que esta fuera. Pero tampoco es fácil preservar la memoria audiovisual de un país; es una labor extraordinaria e inagotable clasificar nuestra información cinematográfica como un legado, como nuestro patrimonio.
Ella es Guadalupe Ferrer, una gran impulsora de la Filmoteca y del cine nacional, comprometida con seguir conservando el acervo cinematográfico. Nació en el Distrito Federal, hija de madre mexicana y padre catalán, vivió su infancia en el puerto de Veracruz y su adolescencia en la ciudad de Orizaba. Se mudó a la Ciudad de México para estudiar la licenciatura en Periodismo y Comunicación Colectiva en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, de la cual se recibió con Mención Honorífica.
Comenzaría su amplia y exitosa carrera, como ayudante de Investigación y Técnico Académico en el Centro de Investigaciones Documentales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Fue además bibliotecaria del Centro de Capacitación Cinematográfica; Coordinadora del Centro de Investigaciones Documentales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; Subdirectora de Capacitación de la Comisión de Fomento Minero de la Secretaría de Energía y Minas; Directora de Cinematografía y Cineteca Nacional; Directora General de Televisión Universitaria (TV UNAM); Directora de Promoción Cultural Cinematográfica del Instituto Mexicano de Cinematografía; Asesora para el diseño y organización de las áreas de acervo y promoción del Centro Universitario de Estudios Cinematográfico de la UNAM.
Fue profesora en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM durante 33 años, siendo sus clases unas de las más concurridas, y éstas, una parte fundamental de su desarrollo tanto personal como profesional. Para ella, la docencia ha sido de las tareas más gratas de su vida. Le revitaliza el contacto con estudiantes y la oportunidad de construir realidades en diversos sentidos.
En 1994 le fue otorgada la distinción Caballero de las Artes y las Letras por el gobierno de Francia. Ha sido jurado y dictaminadora en alrededor de 26 comisiones de distinta índole, en las que destacan haber sido Miembro de la Comisión Dictaminadora en la FCPyS de la UNAM y en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC); Jurado en el Premio Nacional de la Juventud y en el de Periodismo; Nominadora de la Fundación McArthur y de la Fundación Rockefeller para becas de cine, video y multimedia; Presidenta del Capítulo México de la Asociación de Televisión Educativa Iberoamericana, así como Miembro de la Comisión de Premiación de la Academia Mexicana de Ciencias y Artes Cinematográficas.
Actualmente y desde 2008, es Directora General de Actividades Cinematográficas de la Filmoteca de la UNAM, en la cual ha demostrado su gran interés por la preservación y difusión de la memoria cinematográfica de nuestro país. Funge como Delegada a la Federación Internacional de Archivos Fílmicos y es Miembro del Comité Ejecutivo de la Cátedra Ingmar Bergman UNAM y del Consejo Directivo del Patronato del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG).
La magnitud de la recuperación y restauración de materiales fílmicos plantea un reto muy grande, pues se necesita de mucha gente bajo el ejemplo y compromiso de Guadalupe Ferrer para realizar una buena labor. Que puedo sentir por mi madre que no sea orgullo y admiración, además de resaltar que por sobre todo este currículum profesional, lo más importante es que es una excelente compañera, amiga, maestra y madre.


 

Rendimos homenaje a aquellos hombres y mujeres que han entregado su vida al cine, un tributo que demuestra nuestro respeto, admiración y gratitud por su trabajo.
    ÁNGELICA MÁRIA
    ROGER CORMAN
    ANTONI CORBJIN
    FERNANDO LUJAN
    DANNY BOYLE
    DARREN ARONOFSKY
    PETER GREENAWAY
    SPIKE LEE
    TIM BURTON
    KENNETH ANGER
    OLIVER STONE
    DEEPA MEHTA
    SHYAM BENEGAL
    JORGE FONS
    JOAQUÍN CORDERO
    SPIKE JONZE
    IRVIN KERSHNER
    GASPAR NOÉ
    FELIPE CAZALS
    IGNACIO LOPEZ TARSO
    PATRICIA REYES SPÍNDOLA
    DIANA BRACHO
    MARÍA ROJO
    MIGUEL ZACARÍAS
    RAFAEL INCLÁN
    JULIO ALEMÁN
    DON MANUEL ESPERÓN
    MARGA LÓPEZ
    ERNESTO GÓMEZ CRUZ
    PEDRO ARMENDÁRIZ JR
    MANUEL OJEDA
    ELISEO SUBIELA
    LUCRECIA MARTEL
    ALEJANDRO GONZÁLEZ IÑÁRRITU
    MARIO ALMADA
    PAUL SCHRADER
    BONG JOON-HO